Canción

Time after time, de Chet Baker

Vuelvo clásico, lírico, con una sorpresa quebradiza.

No leáis en voz muy alta, tal vez la delicada voz de Chet Baker rompa el equilibrio y entonces qué. Porque el amor se mueve en un hilo delicado, tela de araña matutina, embrujo de hechicera novata. Y con todo, tal vez pase el tiempo y ahí prevalezcan el hilo, la telaraña y el embrujo, todos irrompibles. Llamémoslo magia. Se llama amor.

Todos conocemos a Chet Baker como trompetista. Como todos los genios, no se ceñía a una disciplina. También cantaba como los ángeles, y así lo demuestra en esta versión de “Time after time”, reinterpretada por decenas y decenas de artistas desde su composición en 1947.

Cuidado. Esta canción es altamente melancólica, altamente romántica y altamente ingrávida.

Si te ha gustado compártelo: