Especial

Oração, de A banda mais bonita da cidade

Está Lana del Rey, y Justin Bieber, Lily Allen, OK Go, y están Pablo Alborán y Xuso Jones.

Está un Mundial de fútbol a punto de acabar, celebrado, para más inri, en Brasil. Y, por si fuera poco, una plantilla que, desolada en terreno propio, se arroja a los brazos de Dios en una oración para paliar la vergüenza del 7-1  en casa.

Está, también, la banda más bonita de la ciudad. Yo, que vengo de vivir con brasileños, me quedé patidifuso al enterarme de que hay vida más allá del carnaval, la samba, el fútbol y los rosarios. Que hay música más allá de samba, bossa-nova, tropicalismo y lambada. Que en Youtube puede nacer el amor.

A banda mais bonita da cidade subió al portal de Internet un vídeo donde interpretaban esta “Oração” de la que hoy os hablo, que no habla del Dios al que rogaban los deportistas brasileños, sino del amor con esta sencillez: el corazón no es tan simple como se piensa, en él cabe lo que no cabe en la despensa, cabe hasta mi amor, caben tres vidas enteras, cabe un tocador,  cabemos nosotros… Como digo, una composición sencilla que se repite una y otra vez. Todo esto, además, en un vídeo precioso que apuesta por el acústico y una puesta en escena muy limpia donde distintos personajes se pasan el testigo de la canción. Fue tal el éxito del vídeo que una discográfica grande los fichó, y en 2011 nació A banda mais bonita da cidade, el primer álbum de los brasileños.

Lo bonito de ellos no es que apuesten por una música distinta a su tradición, o que el vídeo sea una monada, sino que han sabido trasladar el menos es más a una discografía coherente y siguen defendiendo ese cariz romántico y melancólico. Lo bonito es que, con el principio de la música, nos enseñaron a rezar como nadie lo había hecho.

Si te ha gustado compártelo: