Canción

Frío, Jarabedepalo y Antonio Orozco

Juro que yo venía hoy, Día de los Enamorados, de oh, l’amour fou, Cupidos y Afroditas y cajas de bombones y peluches y del póntelo, pónselo a hablar de “La quiero a morir”, esa versión de la canción francesa que se marcaron Jarabedepalo y Alejandro Sanz (antes de que todo se jodiera), pero di en el mismo disco con otro tema que, dada la fecha, venía al pelo, “Frío”, porque también habla del amor, y cita San Valentín, aunque en esta ocasión desde el bando de los dolidos, los perdedores, los que han observado todo desvanecerse entre sus dedos. Dedico esta canción a todos a los que os hayan roto el corazón últimamente. Recordad, ya lo dijo Ismael Serrano, “Si te deja no digas adiós, o ‘qué vamos a hacerle’, no pidas perdón. No repases vuestras fotos y, mirándole a los ojos, regálale eterno tu odio”.

Hala, ya me he despachado. La canción, sí. La canción es, como decía, “Frío”, compuesta por los Jarabedepalo (que no Jarabe de Palo) en su momento de mayor gloria. No habría escogido nunca una canción de Jarabedepalo por lo que todos sabemos: su tendencia a reiterar el mismo ritmo machacante una y otra vez, pero aquí el frío al que hace referencia la canción se traslada al tono deslavazado, sencillo, a piano y voz de la canción. La escucho, en fin, porque es triste y es cierta, y está cargada de clichés y lugares comunes y expresiones timoratas que todos hemos oído/conocemos de sobra/odiamos. Patético. Que en estas circunstancias se produzca el milagro es, cuanto menos, cuestionable.

Sin embargo, “Frío” nos llega caliente a un lugar entre la epiglotis y el esternón, no sé si por su tono deslavazado, sencillo, a piano y voz. Tal vez porque es triste y es cierta, y está cargada de clichés y lugares comunes y expresiones timoratas que todos hemos oído/conocemos de sobra/odiamos, nos toca a un nivel irracional.

No me gustaría explayarme mucho más. La canción forma parte del disco Y ahora qué hacemos? del año 2011, y se trata de una versión especial donde Jarabedepalo cuentan con la colaboración de un Antonio Orozco en su mejor momento. El disco, cargado de colaboraciones y versiones, fue lo último editado por la banda catalana hasta el single de adelanto que publicaron el año pasado del que será su próximo disco, Somos. Pau Donés y Antonio Orozco frente a un piano: en definitiva, dos músicos que vienen de la canción de autor y se enfrentan al ejercicio de insuflarle alma a una canción que habla precisamente de cuando el alma se desdibuja, del miedo definitivo, la enfermedad aborrecible del amor.

FELIZ SAN VALENTÍN DESDE DSONG

Si te ha gustado compártelo:
  • Jesús R Peinado

    No es la primera vez que me ocurre esto: veo el articulo del día y me asalta un “¿y esto que hace aquí?” como un piano. Y bueno, esta música no me gusta, no me llama, no me nada. Pero tu artículo lo compensa. Con creces. Feliz San Valentín.

  • Jose

    Gracias, amigo. Era justo y necesario dejarse de comidas de polla en un día como hoy ;)