Especial

Especial El Lagarto 2013: Crónica, Fotografías y Vídeos

Y al tercer año, resucitó. El Lagarto había muerto, no por las argucias de un pastor, reventado ni con su panza abrasada por haber tragado piedras incandescentes, sino de inanición, abandonado por la iniciativa pública y dejando huérfanos de música en directo a los jiennenses.

De hecho, en 2012 fue Piturda quien, con un gran apoyo ciudadano y con la ayuda de decenas de grupos históricos, homenajearon a un Festival que ya no formaba parte de los presupuestos del Ayuntamiento. Y todo apuntaba a que 2013 sería el tercer año sin concurso lagartero, cuando de repente en septiembre las redes sociales empezaron a bullir con la noticia del regreso de este clásico.

Pero este clásico está dispuesto a renovarse, como ya ha hecho otras veces. Finalmente ha perdido su coletilla y no es Lagarto Rock (ya que da cabida a más géneros) ni Lagarto Festival (ya que se celebra en un solo día), para pasar a ser, sin más, El Lagarto. Y también cambia en su composición. Por una parte, retoma el ámbito exclusivamente provincial del concurso. Pero por la otra, amplía la gama de artistas invitados, haciendo que éstos tengan más peso en el espectáculo, lo cual sin duda lo hace mucho más rentable.

Pero además de rentable para la organización, este Lagarto ha sido muy atractivo para el público. Sin duda, tener a una banda de la provincia como son Supersubmarina en la cresta de la ola a nivel nacional, ha servido para volver a poner el punto de mira en la ciudad de Jaén.

Buena prueba de ello era el ambiente que ya se respiraba en el Parque de la Alameda en las horas previas a los conciertos. Litros y pipas, como en los viejos tiempos, sirvieron de preludio a 5 horas y media de música.

Para esta edición, el concurso propiamente dicho se realizó antes del día 5, seleccionando el jurado a los dos grupos ganadores que actuarían en el escenario de La Alameda. Las triunfadoras fueron dos bandas de Jaén capital: Santo Rostro y The Glassphone.

A las 19:30h se abrieron las puertas del recinto y tan solo media hora más tarde, con una asombrosa puntualidad impropia de este tipo de eventos, Santo Rostro tuvo el honor de inaugurar la tarde-noche en lo musical. Todavía con luz del día y con un auditorio en el que aún eran pocos los espectadores, el grupo jiennense comenzó dando caña con un estilo propio poco habitual en Jaén, ya que no son muchos los grupos heavies de la provincia que se atreven a cantar en inglés.

santorostro

La música rápida y contundente que desde el primer momento te anima ponerte de pie, y que a veces se mezcla con una guitarra atronadora y la creación de efectos de sonido muy trabajados, es seña de identidad de esta joven pero curtida banda local. Buena muestra de su calidad es el cartel de conciertos que pronto les llevará a pasar por ciudades como Barcelona, Madrid, A Coruña o Zaragoza.

Los otros ganadores del concurso de maquetas, también seleccionados antes del concierto y también de la ciudad, fueron The Glassphone. Aunque en las bases no figuraba que los ganadores fueran a representar a dos géneros distintos, como venía ocurriendo en las últimas ediciones, sí que parece bastante claro que Santo Rostro triunfó en el apartado más rockero del concurso y The Glassphone en la vertiente pop/indie.

theglassphone

Esta banda de apenas 3 años de trayectoria bebe de algunos de los grupos más exitosos de hoy en día. Apenas basta un par de canciones para notar una marcada influencia de bandas como The Editors, fácil de apreciar por el ritmo de la batería, los riffs mantenidos a lo largo de toda la canción y la grave voz de su vocalista.

Concurso CuentoSLAM

El proyecto CuentoSLAM es un original concurso de cuentos y relatos breves recitados ante el público sobre un escenario. Este concurso, que se llevó a cabo en los días previos al Lagarto, ofrecía como primer premio la oportunidad de que los ganadores recitasen sus respectivas historias en el escenario del Auditorio de la Alameda durante El Lagarto.

De este modo, intercalándose con las dos bandas ganadoras del Lagarto, micrófono en mano y sin chuleta alguna saltaron al escenario los dos ganadores de CuentoSLAM: Verónica Rueda y Antonio Morales. Una original propuesta que, si bien orientada a un ambiente más intimista, fue una interesante forma de maridar una gran noche musical.

lagartoslam

Y tras el merecido homenaje a dos bandas locales que intentan salir adelante en el duro mundo de la música, entraban en escena los grupos invitados, empezando por unos emergentes Jack Knife que sin duda fueron la gran revelación de la noche.

Estos madrileños nos ofrecieron un indie agradable, con muy buen sonido, letras alegres y melodías pegadizas. Además, se desenvolvían en el escenario con una gracia particular, donde las intervenciones entre canción se convertían en diálogos entre los artistas, risas y algún que otro “¡Jaén ni pollas!” para terminar de animar a un público que ya de por sí estaba disfrutando.

jackknife

Temas positivistas como “Go, go, go” o “Hey girl” y otros como “Stranded” que huyen del quejido lastimero, hicieron las delicias de los allí presentes, que no dudaron en participar del juego de llamada y respuesta propuesto por los músicos. “Say eo, say Jaén, say ooh, say Jack Knife” y ya tenían al público en el bolsillo.

Y durante la actuación de Jack Knife se produjo un momento de pánico entre algunos de los fans que venían a ver a Supersubmarina. Los baezanos se han asomado junto al escenario y Jaime, el guitarra, lleva el brazo derecho en cabestrillo. ¿Peligraba la actuación del grupo cabeza del cartel?

Los últimos rezagados terminaron de llenar el auditorio, que con más de dos mil almas esperando la salida de sus paisanos, ofrecía un panorama estupendo, un ejemplo vivo de que en Jaén la iniciativa cultural y musical puede tener cabida y además ser rentable.

publico1

Y llegó el momentó. Supersubmarina tomó el escenario, con Jaime aparentemente en plenas facultades, guitarra colgada al hombro izquierdo, cuando José Chino lanzó al aire su voz como un impulso eléctrico. Muy acertada la elección de “Eléctrico” como tema de apertura, ya que la reacción provocada en el público es similar a ese impulso. Vellos de punta entre las ocupantes de las primeras filas, brazos en alto y gargantas al cielo acompañando los compases de Supersubmarina.

Los jiennenses se sentían cómodos tocando en casa y pedían al público la misma entrega que ellos ofrecían. Además, entre éxitos como “XXI” se permitieron el lujo de reivindicar el Lagarto y de agradecer a la gente que hizo posible que el clásico concurso provincial estuviera de nuevo ocupando portadas de todos los medios provinciales.

El concierto de Supersubmarina tuvo dos partes, ya que tras el bis se podría decir que volvieron con mucha más fuerza, como más enchufados. Y mientras el reloj se acercaba impasible al final de la actuación de los de Baeza, los fans hacían cuentas pensando en algunas de sus canciones favoritas que no iban a formar parte del setlist. Varias voces a nuestro alrededor discutían, por ejemplo, si tocarían “LN Granada”, una de las preferidas de los asistentes, que finalmente se quedó fuera.

supersubmarina

Pero el final fue apoteósico, digno de la fama que ya han cosechado. Si “Eléctrico” es una buena elección para iniciar un concierto, “Cientocero” lo es aún más para cerrarlo por todo lo alto. Un broche potente que sólo se vio empañado por el fallo de organización que hizo que la música ambiental sonara a un volumen atronador mientras el público dedicaba la mejor de sus ovaciones a Supersubmarina.

Pasada la medianoche, los más jóvenes abandonaban La Alameda tras haber visto a sus ídolos, pero varios cientos de personas nos quedamos a ver la innovadora oferta que Eskorzo Afrobeat Experience nos hacía.

eskorzo

Grandes clásicos del siglo pasado que, remozados con percusión africana y un trío de viento formado por trompeta, saxo y trombón, adquirían un nuevo aire, mucho más bailable. Es cierto que a veces costaba reconocer la mano de Pink Floyd tras la versión de “The Wall” interpretada por los granadinos, pero su capacidad para llevar cada tema hasta los diez minutos sin cansar al público, bien lo merecía.

Sin embargo, echamos en falta uno de los temas clave en el Hypnotic Covers EP: el Llévatelo, versión de Give It Away de los Red Hot Chilli Peppers. Parece que no fuimos los únicos, ya que tras la despedida y el agradecimiento a los asistentes por parte de los 8 miembros de la formación, el público no paraba de pedir un bis mientras la organización encendía la iluminación y los técnicos comenzaban a recoger los equipos. Algo poco comprensible dado que el horario previsto se cumplió a la perfección, y se entiende que debía haber un margen para cubrir imprevistos.

Pese a todo, y como conclusión, no nos queda otra que felicitar a Sokolo, la empresa organizadora de esta edición, y transmitirle nuestro agradecimiento y el de todos los Jiennenses por haberse ocupado de recuperar lo que las instituciones no fueron capaces. Nuestro agradecimiento personal también a Rafael López de la organización, por habernos facilitado el acceso como medio acreditado a parte del equipo de dSong.

Desde dSong esperemos que la vuelta del Lagarto no haya sido en vano, y que en próximos años podamos volver a disfrutarlo en todo su esplendor.

El Lagarto 2013 en imágenes

 

Una crónica de Juan Botías Agea con la colaboración de Jesús Manuel García.
Fotografía de Ascen Cubillo.

Accede aquí a la cobertura completa de El Lagarto 2013 en dSong: Supersubmarina, Eskorzo Afrobeat Experience, Jack Knife, Santo Rostro y The Glassphone.

Si te ha gustado compártelo: